lunes, 26 de abril de 2010

El búho



Ayer por la mañana, cuando me levanté, encontré a un visitante en el salón de casa: ¡¡un búho!! ¡¡¡¡Y yo sin cámara de fotos!!!! Estaba asustado y desorientado, así que costó un poco conseguir que se fuera. Para Damián, parecía lo más normal del mundo, como si todos los días entrara un búho en casa... 

Me pregunté si los búhos tenían algún significado simbólico, si podíamos desentrañar algún mensaje oculto en la visita del búho y, miratúpordónde, resulta que simbolizan la sabiduría y la inteligencia y que representan a los abogados. Aunque, pensándolobien, quizás no sea por la sabiduría sino por cómo se nos quedan los ojos de tanto leer y estudiar... En fin.

El caso es que comenté que era muy bonito y que me encantaría quedármelo. Y Damián me dijo: "las familias no deben vivir con animales salvajes. Los animales salvajes deben vivir en libertad."
Toma ya.


lunes, 19 de abril de 2010

Damián escribe



Resulta que, sin comerlo ni beberlo, Damián se ha puesto a escribir. Ha aprendido sin que nos hayamos sentado a enseñarle.

El caso es que, en una tardededomingoenelsofá me pidió papel y boli y escribió algunas palabras, como "peligroso" y "dinosaurio".

El unschooling, por lo que veo, es un poco como el cubo de Rubick. Por si sois parte del 90% de la gente que no sabe montarlo, os cuento que, justo antes de que cada cara quede de su color, hay un breve momento en que parece que se ha deshecho todo lo que habías montado hasta el momento y da la impresión de que será imposible conseguirlo. Y, de repente, con un sólo movimiento, voilà, el cubo montado. 
Con los niños pasa lo mismo. Parece que nunca van a controlar esfínteres y, de repente, un día te dicen que no quieren el pañal y nunca más se supo. O parece que nunca van a aprender a leer y, de repente, te leen algo. O a escribir. O a hablar español.

Espero que pase lo mismo con la comida...

Y, aunque no venga a cuento con el tema del post, aprovecho para agradecer a Eliana el banner tan bonito que me ha regalado. Doy las gracias también a todos los que habéis comprado mi libro: miles de gracias.
(Ahora parezco el típico concursante de la tele que saluda a su familia y a todo su p... pueblo.....).

En fin, os doy una exclusiva, también: este fin de semana, en Tarkus Kids, entrevista con Rosa Jové (que ya se ha leído mi libro, que se lo regalé y tuvo mucho tiempo libre cuando cerraron los aeropuertos a causa de la ceniza del volcán de Islandia y se tuvo que quedar en Menorca, la pobre, y le ha gustado mucho el libro, por si os interesa el dato).



domingo, 4 de abril de 2010

XVII Carnaval de blogs Educando en Familia: ¿Como se vive ser objeto de investigación?


Tengo la impresión de que el Carnaval de Blogs está perdiendo fuerza. (También me acabo de dar cuenta de que no tengo actualizada la página del Carnaval en Tarkus Kids...).

Esta edición la aloja una madre que no educa en casa sino que estudia el asunto desde un punto de vista, sobretodo, legal, aunque ha terminado por tocar otras muchas disciplinas. Somos estudiados como un fenómeno antropológico, quizás porque lo seamos. No lo sé, yo no sé nada de antropología...

Nos han entrevistado en varias ocasiones, incluso antes de desescolarizar. Salimos en septiembre de 2009 en un periódico insular. En octubre, en la revista Todo Papás. Y, en diciembre, yo misma "estudié" a los homeschoolers adolescentes y publiqué un artículo en el periódico El Mundo.

Pero no sólo somos objeto de estudio, sino que nosotros mismos nos exponemos en los blogs y en los foros. Presenté dos ponencias, en la Universidad de Santiago de Compostela en 2008 y en la Rey Juan Carlos de Madrid en 2009. Publiqué un artículo en la revista local sobre la legalidad del homeschooling en España y otro en el Instituto Juan de Mariana sobre la situación en Alemania.

De vez en cuando, llegan mensajes de estudiantes de Bachillerato que han elegido la educación en casa o la educación alternativa como tema de estudio para su trabajo de investigación.

¿Somos un fenómeno antropológico? No lo sé. Lo que sé es que es bueno que se hable de homeschooling, que se normalice esta opción, no en el sentido de que más gente lo haga sino en el sentido de que, los que lo hacemos, no seamos tratados como bichos raros, ni como padres irresponsables que "hacemos pruebas" con nuestros hijos... hemos oído de todo.

Siendo egoísta práctica, debo reconocer que todo esto me sirve de "prácticas" por si algún día tenemos la famosa visita de los servicios sociales, o la famosa entrevista en el despacho del fiscal de menores o, peor aún, una vista en la sala de audiencias de un juzgado de instrucción. Es indudablemente bueno que cada vez más gente tenga curiosidad por conocernos, por saber qué hacemos, cómo lo hacemos y por qué lo hacemos. Que la gente deje de juzgarnos y de etiquetarnos (¿acaso no es lo mismo?). Que cuando dices: "mi hijo no va al cole" reaccionen con naturalidad, con la máxima naturalidad posible, que no se les desencaje la mandíbula, que no te den la callada por respuesta, que no te veas en la necesidad de decirles aquello de: " y el tuyo, ¿por qué va, pobrecito?". Que cuando te dicen: "mi hijo dice que no quiere ir al cole porque el tuyo tampoco va" no te lo digan con odio, como reprochándote que ya no pueden darle la respuesta fácil (e inútil) de: "tienes que ir porque todos los niños van al cole".

Porque estas cosas pasan. Así que no, a mi no me molesta en absoluto que nos estudien como a un fenómeno antropológico. Me molesta, si acaso, que nos traten como a delincuentes. Pero hacemos camino al andar.



Blog Widget by LinkWithin