jueves, 15 de julio de 2010

Por el bien de los niños... (por Paloma)



Continúa el culebrón legal en casa de Paloma. Hoy escribe esto en su blog:


Ayer tuvimos la reunión con la mesa de absentismo escolar. La presidenta de la mesa y concejala de cultura que nos conoce, pues participamos en las actividades de la Casa de la Cultura, en la Biblioteca, nuestro hijo mayor acaba de ganar el primer premio infantil de pintura rápida, los niños acuden allí a  actividades extraescolares, mi marido ha participado en exposiciones colectivas de escultura y pintura y un largo etc...dijo delante de nosotros que en principio, sólo podía decir cosas positivas, que éramos una familia integrada en el pueblo y que jamás había sospechado que pudiesemos tener a los niños sin escolarizar....(Deben pensar que los que no escolarizamos somos "raritos", pues ya ven que no...)
Pero.....el inspector de absentismo escolar, preocupadísimo por nuestros hijos, por su bienestar y por su futuro está en su obligación de comunicarnos que hemos de cumplir con nuestra obligación de escolarizarlos. Nosotros les expusimos algunas de nuestras razones para educar a nuestros hijos en familia prescindiendo de la escuela e incluso les invitamos a conocernos más, a visitar el lugar donde se crían y educan nuestros niños, a comprobar el trabajo que hacen ellos a diario, el trabajo que hacemos nosotros con ellos, nuestro currículo....Pero todo esto no les interesaba ya que eran opiniones, teorías y la escuela por mala que sea y con todas sus deficiencias, trabaja por mejorar (nosotros como padres no..) y nuestros hijos, sin lugar a dudas estarían mejor en cualquier escuela que con nosotros.
Reconoció que sabía algo de homeschooling, que era la primera familia y los primeros niños que trataba (conocía alguna escuela libre pero eso no lo consideraba tan peligroso), la educación en casa le daba mucho miedo, por la falta de control. Estas fueron algunas de sus objeciones, las típicas, las de siempre, las que te plantea cualquiera no muy informado a cualquier hora:

La escolarización es obligatoria.
Nosotros los padres, no somos profesionales y no podemos ser expertos en todas las materias. (Estamos hablando de niños de 9 y 7 años y en España con el nivelazo académico que tenemos)
Los niños para desarrollarse correctamente, tienen que estar a diario en un aula con más niños de su edad y aprender a defenderse, como toda la vida. (Le tuvimos que recordar lo moderno que era el invento de la escuela y por otro lado los valores y actitudes tan envidiables que tienen muchos niños escolarizados)
No es bueno para los niños estar siempre con sus padres, por eso de transmitirles irremediablemente nuestras neuras (claro los profesionales son personas perfectamente equilibradas, que jamás tienen problemas económicos ni familiares ni existenciales...)
Podría suceder que no les enseñásemos aquello con lo que no estamos de acuerdo, o sea adoctrinarles (cosa que en el colegio no sucede jamás, ni en los libros de texto, ni los profesores tienen ideas propias, ni los colegios son de una u otra ideología, ni existen asignaturas como "educación para la ciudadania" con la que muchos padres no comulgan y en cambio no tienen derecho a objetar...)
No pueden controlar lo que sucede en nuestra casa, eso era algo sobre lo que insistía una y otra vez (eso es porque no quieren, ya que desde ALE, por ejemplo se lleva años luchando por el reconocimiento de esta opción)
Le preocupaba muchísimo el futuro y el porvenir de nuestros niños, tanto a nivel académico como a nivel social, psicológico. Esto es al fin y al cabo un experimento, llegó a afirmar que es como "una nueva religión", en España no hay experiencia probada, ni estadísticas...

Yo terminé diciéndole que si en realidad querían el bien de nuestros hijos, hiciesen las investigaciones oportunas para descartar que pertenecemos a una secta satánica o que maltratamos a nuestros hijos o que no les acompañamos y ayudamos en su aprendizaje y que si todo estaba bien, nos dejasen tranquilos ya que yo estaba esperando otro bebé y necesitaba mucho tiempo y tranquilidad para adelantar trabajo, para estar con mis niños, para organizar la casa, para los míos etc..
Y desde luego una familia que educa en casa a cuatro hijos esperando un quinto, con todo el trabajo de investigación que acarrea para los padres, las mil preguntas que tienes que responder a diario pues estos niños nunca se cansan de aprender, una casa que llevar, comidas a todas horas, lavadoras que poner, trabajo fuera de casa y encima estar pendientes de juicios y demás era una carga demasiado pesada y que irremediablemente y como siempre los perjudicados iban a ser los niños, los que hipocritamente dicen que son su máxima preocupación.
Vamos que seguro que lleva noches sin dormir pensando en el terrible abandono que sufren mis hijos.
De repente te  ríes por lo absurdo e injusta e hipócrita de la situación y luego lloras de rabia, de frustración, de impotencia....pues lógicamente la conclusión es que estaba encantado de habernos conocido, que respetaba lo que hacíamos pero ellos tienen que cumplir su obligación y han de informar a los superiores de lo que está sucediendo, por lo que la próxima citación será en Fiscalía de Menores.
Lo estoy escribiendo y releyendo y de verdad que no me creo que esto esté ocurriendo de verdad...Continuará pues como dice el refrán "El hombre propone y Dios dispone" y este blog ahora no se puede callar ....



Blog Widget by LinkWithin