miércoles, 14 de enero de 2009

VII Edición del Carnaval de blogs: Colaboración de Natalia



Soy madre de cuatro hijos; de 12, 10, 5 y 4. Nunca ninguno de ellos ha ido a la escuela. No seguimos ningún método de estudio, aunque conozco algunos, como el método Waldorf, Sumershill, Montessori , Pestalozzi…


Mi total convicción de no llevar a mis hijos al colegio casi 13 años atrás, no vino en un principio por disconformidad al sistema, ni por conocer mejores métodos, esto se añadió a mi lista de razones un poco más tarde. Mi impulso fue más bien provocado por el cuestionamiento de la vida, de quienes somos, del sentido de la existencia, de los potenciales que tenemos los seres humanos, que pienso que ni siquiera imaginamos, porque con el 90% que no usamos de nuestro cerebro nuestra perspectiva es muy limitada.


¿Por qué? ¿Qué ha pasado aquí? ¿Por qué tenemos unas capacidades físicas ahí reprimidas que no sabemos como desarrollar? Y viendo como no sabemos sacar partido ni de nosotros mismos, “no tenemos mas recursos”, que vivimos en una sociedad de competición, consumismo, materialismo, de productividad... Que desde nuestro nacimiento ya se nos mide según una escala de valores establecidos por “alguien”; si hemos salido buenos (de fábrica), si somos independientes (aún a penas con 10 meses de edad)…, y así sigue durante todo nuestro desarrollo….si somos buenos alumnos, si atendemos, si entendemos…hasta nos examinan. Y así durante toda una vida... Y todo esto para el día de mañana ser una buena máquina de producción, ganar dinero y ser buenos consumidores. En fin toda una parte de la vida dedicada a “asegurarse un buen futuro”, aunque nadie (en esta misma sociedad que exige todo este proceso) te garantiza que vayas a ser feliz, que no vas a sufrir depresión, ansiedad… Todos estos años para garantizar una buena posición económica y social…. ¿y si invirtiéramos el mismo tiempo en ser mejores personas, a descubrir como desarrollar esa parte del cerebro que esta ahí dormida, a conocernos a nosotros mismos, a descubrir qué es la vida y qué hacemos aquí mas allá del trabajo y el dinero?


Por eso y porque no tengo un modelo a seguir, me guío por mis instintos a intentarlo por mi cuenta. No sigo ningún método alternativo de estudios (aunque los que conozco pienso que son mucho mas armónicos para el desarrollo de los seres humanos) porque mi interés no está en que adquieran conceptos académicos aunque la fórmula sea excelente.



No tenemos un horario porque no pretendo saber más que su propio cuerpo; un día se levantaran a las 7h como una lechuga y otro día dormirán hasta las 10h. Porque creo que es importante que escuchen su cuerpo, que conozcan sus necesidades, que lo cuiden…


Porque cada día es un día nuevo, con sorpresas, con una magia difícil de captar a veces, pero nos acercamos a ella viviendo el momento, el aquí y ahora. Porque no quiero asegurarles un futuro, quiero asegurarles un presente.


Ahora tengo cuatro hijos pero he tenido cinco. Desgraciadamente una de ellos se fue, nos dejó con temprana edad. Quizás para asegurar su independencia en un futuro tendría que haberla dejado durmiendo en otra habitación, pero preferí darle un presente, y menos mal porque a ella no le deparaba ningún futuro…y en vez de pasar sus últimos momentos en esta vida en brazos de su madre lo habría hecho en una habitación sola, sin calor humano…como vivimos y morimos la mayoría de los seres humanos.


Según el clima, la estación, las visitas a casa, los horarios de las actividades…vamos fluyendo en nuestro día a día, intentando aprender lo que la vida nos enseña, a aprender quienes somos, a mejorar en lo posible… Yo tengo 29 años y estoy en ello, descubriéndome a mí y a la vida día a día (a veces difícil tarea), a ellos les doy libertad en la medida de lo posible para que aprovechen esa época tan especial e irrepetible que es la infancia, cuando vivir el momento es para ellos algo natural.


A todo eso añado que sin métodos ni horarios mis hijos saben leer, escribir, sumar, restar, multiplicar…. Mi hijo mayor es un súper experto en fauna, es voluntario activo de una ONG que cuida y protege animales salvajes, que les llegan heridos, desorientados, enfermos…y él colabora junto a una veterinaria.


Porque si nos abrimos al fluir de la vida abiertos y despiertos tenemos mucho que aprender, más de lo que imaginamos. La vida está también llena de letras y números…


Bueno hasta aquí mi articulo, que aunque esto iba de métodos…bueno supongo que los no métodos también tienen cabida con esta propuesta, también tienen sus porqués.

Decir que me encanta participar y que después de más de 12 años acabo de descubrir este mundillo…es fantástico!



7 comentarios:

eduardo dijo...

me encanto tu frase " cuidar el presente y no el fututo" gracias.

pd estoy en el pc de mi hermano , de ahi su nombre.

un abrazo desde mi cordillera delos andes.
greisi

marcela dijo...

qué bonito todo lo que pusiste Natalia, gracias por participar!

claro que la propuesta iba de NO métodos también!! todo nos enriquece a las que recién empezamos como yo, y a las que tienen más experiencia!

un beso y lamento mucho la pérdida de esa hijita

natalia dijo...

Ando un poco perdida. He leído en "De qué va esto" tu presentación y no me encaja con la respuesta al carnaval...
Totalmente de acuerdo con la entrada, ¿de quién es?

Anónimo dijo...

Esta chica tuvo a su primer hijo con solo diecisiete años? Es increible. Demuestra mucha madurez, y se ve que ama a sus hijos. Un saludo.

Ana.

PD: Natalia, es una colaboración que Lau ha incluido en su blog.

Lau dijo...

Fíjate en el título, dice: "VII Edición del Carnaval de blogs: Colaboración de Natalia".

Natalia es una buena amiga con quien me reúno casi todas las semanas (por aquello de la socialización, jajaja). Espero que la veamos pronto por la blogosfera ;)

Ana P. dijo...

Natalia, me dejas llena de admiración. Tus hijos tienen casi la edad de los míos, y me parece increible que habiendo sido madre tan joven hayas tenido tan claras las cosas. Este proceso me costó varios años de seguir la corriente y hacer lo que se supone que se debía hacer con los hijos.
Te felícito por tu forma de pensar y por tu claridad y convicción.

natalia dijo...

Si supieras que no sabía de quién era el Blog cuando entré...
Lo primero que supuse es que era de Natalia (de ahí mi sorpresa a pesar del título). Son tantos Blogs que ya no sé quién es quién. Me resulta más fácil con las familias que conozco personalmente. Tambié está el factor prisa...

Blog Widget by LinkWithin