sábado, 10 de octubre de 2009

II Encuentro Nacional de Karate Adaptado

Este fin de semana se celebra el II Encuentro Nacional de Kárate Adaptado en Menorca, con participantes de cuatro clubs distintos. Los alumnos de la escuela anfitriona han participado con una breve demostración.






Aquí os dejo la parábola del karate-do:

Un karateka preguntaba a su Sensei: ¿Cuál es la diferencia entre un hombre del Do y un hombre insignificante?

El Sensei respondió: "Cuando el hombre insignificante recibe el primer Dan, corre rápidamente a su casa gritando a todos el hecho. Después de recibir su segundo Dan, escala el techo de su casa, y lo grita a todos. Al obtener el tercer Dan, recorrerá la ciudad contándoselo a cuantas personas encuentre."

El Sensei continuó: "Un hombre del Do que recibe su primer Dan, inclinará su cabeza en señal de gratitud; después de recibir su segundo Dan, inclinará su cabeza y sus hombros; y al llegar al tercer Dan, se inclinará hasta la cintura, y en la calle, caminará junto a la pared, para pasar desapercibido. Cuanto más grande sea la experiencia, habilidad y potencia, mayor será también su prudencia y humildad".



1 comentario:

Sandra y Javi dijo...

Preciosa parábola. Me ha encntado leerla especialmete porque JAvi, mi marido, es Sensei de Kárate y es de los que camina junto a la pared. Es una de las cosas que hicieron que me enamorara de el. És una buenísima persona y el Karate es para el un modo de entender la vida. Hace una semana Ariam empezó las clases junto a su padre, si le gusta continuará aprendiendendo junto a un maestro de lo más especial; su padre.

Blog Widget by LinkWithin