martes, 1 de septiembre de 2009

¿Quién tiene el tiempo?



(Fragmento de la entrevista que la Vanguardia realizó al tuareg Moussa Ag Assarid)

¿Qué recuerdos de su niñez en el desierto conserva con mayor nitidez?
Me despierto con el sol. Ahí están las cabras de mi padre. Ellas nos dan leche y carne, nosotros las llevamos a donde hay agua y hierba… Así hizo mi bisabuelo, y mi abuelo, y mi padre… Y yo. ¡No había otra cosa en el mundo más que eso, y yo era muy feliz en él!

¿Sí? No parece muy estimulante. ..
Mucho. A los siete años ya te dejan alejarte del campamento, para lo que te enseñan las cosas importantes: a olisquear el aire, escuchar, aguzar la vista, orientarte por el sol y las estrellas… Y a dejarte llevar por el camello, si te pierdes: te llevará a donde hay agua.

Saber eso es valioso, sin duda…
Allí todo es simple y profundo. Hay muy pocas cosas, ¡y cada una tiene enorme valor!

Entonces este mundo y aquél son muy diferentes, ¿no?
Allí, cada pequeña cosa proporciona felicidad. Cada roce es valioso. ¡Sentimos una enorme alegría por el simple hecho de tocarnos, de estar juntos! Allí nadie sueña con llegar a ser, ¡porque cada uno ya es!

(...)

Aquí tenéis reloj, allí tenemos tiempo.

2 comentarios:

Sandra y Javi dijo...

Una entrada preciosa, la verdad es que cuando uno lee estas cosas da tanto que pensar!!! Debe ser incríble poder vivir y sentir el tiempo de ese modo. Besos.

Lau dijo...

Sí, sí da mucho que pensar. Y da un poco de pena también, de lo que estamos haciendo (o no haciendo) con nuestras vidas...
bss

Blog Widget by LinkWithin